Blog

Estilo minimalista

Definimos como estilo minimalista al estilo en el cual buscamos decora diferentes ambientes con la menor cantidad de elementos posibles.

Este estilo le da prioridad a la funcionalidad y el espacio. Suelen ser ambientes sobrios. Los muebles y adornos pasan a un segundo plano. Mesas, sillas y otros objetos deben tener un sentido y solo tendrán lugar si son realmente necesarios o básicos.

Esta tendencia comenzó a generarse a fines de los 60 en Estados Unidos. El auge de este estilo fue en la década del 70 al fusionarse con el “pop art” alcanzando también al viejo continente.

La idea central de este estilo es reducir al máximo todo lo que se relacione con objetos artísticos. Cualquier adorno como un mueble por ejemplo se debe llevar a la mínima expresión. Utilizando adecuadamente este estilo obtendremos una sensación de amplitud del espacio. Por este motivo es un recurso sumamente útil para pequeños apartamentos o pequeños espacios.

Todo centímetro cuadrado se considera útil y todo debe ser sencillo. El minimalismo además de ser una tendencia decorativa también es una filosofía de vida que genera una revalorización de las actividades que desarrollamos en nuestros espacios. Algunos estudios han indicado que vivir entre menos elementos y objetos nos hace más felices.

Para llevar a cabo un verdadero estilo minimalista, debemos definir el fin principal y las actividades que se llevaran a cabo en cada ambiente y la cantidad aproximada de personas que estarían en él.

Recomendamos comenzar a decorar desde el ambiente principal (donde se suele pasar más tiempo) hacia el resto manteniendo la línea de decoración elegida. Es una regla quitar toda aquella decoración que simplemente cumpla una función ornamental.

En lo que se refiere a colores, el estilo propone usar una paleta acotada tendiendo a la sensación de lo monocromático. Para esto se beben elegir colores en tonos similares. Los contrastes en este caso pueden conducir a un error y en caso de utilizarlos deben aparecer el lugares peculiares.

En habitaciones pequeñas con techos bajos debemos usar colores claros. El blanco es un color que siempre dará resultado.

En ambientes grandes podríamos jugar más con los tonos entre oscuros y claros.

Suelen usarse el blanco, tonos neutros, beige, grises, marrones y negros.

En cuanto a la tela de cortinas y sofás por ejemplo, debe acompañar el tonto del resto y deben evitarse los estampados intrincados.

ViTRO puede ser de gran ayuda:

PRODUCTOS SUGERIDOS PARA LLEVARTE AL ESTILO MINIMALISTA:

Toda nuestra línea de productos para madera:

vitro.uy/nuevo/categoria-producto/madera/

Toda nuestra línea de productos para metal:

vitro.uy/nuevo/categoria-producto/pintura-metal/

 

Toda nuestra línea de productos para pared:

vitro.uy/nuevo/categoria-producto/paredes/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.