Blog

Pintando ladrillos

Pintar ladrillo puede darle a un espacio, ya sea exterior o interior, una renovación única. El color le puede dar vida al ladrillo y renueva sus espacios. Para comenzar se debe limpiar muy bien la superficie con un cepillo de cerdas duras y aspiradora para quitar todo el polvo acumulado. Se recomienda luego trapear la superficie con un paño humedecido y esperar 24 horas. Si el ladrillo tiene irregularidades o agujeros de más de 3 milímetros, se aconseja rellenar estas imperfecciones con enduido y dejar secar 24 hs. Luego de preparada la superficie se debe proceder al sellado de la pared. Debido a su alta porosidad, el ladrillo absorbe mucha cantidad de pintura. El Sellador Pigmentado ViTRO le ofrece una excelente solución para la preparación antes de la pintura de terminación. Recomendamos aplicar dos manos de Sellador Pigmentado ViTRO y dejar secar 24 hs. Siguiendo este procedimiento usted logrará un resultado de excelente preparación que ayudará a proteger el muro y la pintura de terminación lucirá notablemente mejor por más tiempo. Finalmente se podrá aplicar la pintura de terminación. Si se trata de un muro exterior recomendamos utilizar Pinturas de Pisos y fachadas ViTRO. Usted dispone de 19 atractivos colores a su elección. Si se trata de un muro interior, recomendamos la pintura Látex blanca. Esta puede ser en sus diferentes variaciones de textura y calidad como ser: Profesional, Látex, Supralátex o Premium. También disponemos de la línea Acrílico Color ViTRO que en sus 16 modernos colores permite ser aplicada tanto en interiores como en exteriores. Tanto para el caso del sellador como para el de la pintura, recomendamos utilizar rodillo de pelo largo y brocha o pincel para las juntas.