Blog

El color verde

El color verde

El verde es uno de los colores secundarios más utilizados en decoración.

Su fortaleza principal radica en que su presencia evoca al reino vegetal y a toda la naturaleza, y es un color que al mismo tiempo estimula y brinda tranquilidad. Su contraste más poderoso lo obtiene con su complementario, el rojo.

Muchos colores de verde combinan bien con colore neutros, sobre todo si se trata de verdes pastel o con elevado nivel de blanco en su mezcla. Ejemplo de esto es el color salvia.

Los verdes cítricos se pueden combinar entre sí creando ambientes vitales. También se combina con amarillos, azules o rojos, para lograr una mayor luminosidad. Este tipo de contrastes son recomendados para para utilizar en los dormitorios de los niños ya que generan estímulos creativos.

El verde manzana combina bien con el azul o amarillo intenso. Se usa mucho esta combinación para generar ambientes inspirados en paisajes de costas y playas. Es muy efectivo en ambientes rústicos.

Hay tonos fuertes de verde como el esmeralda que van muy bien con rojos, naranjas y amarillos intensos. En ambientes con poca luz es recomendable combinar estos con con blanco para compensar la falta de la misma.

Hay otra gama de verdes como los grisáceos, que deben aplicarse con cautela ya que suelen oscurecer ambientes. Estos verdes combinan bien con colores como el terracota y sirven para realzar ambientes en los que predomine la madera.

Una de las mayores fuentes de inspiración al aplicar cualquier tipo de verde es la propia naturaleza en donde lógicamente este es un color que abunda.

Los verdes intensos dan vitalidad y juventud a los ambientes, mientras que los oscuros por el contrario le brindan un aire de sobriedad al lugar.

Si seguimos en la línea de tomar la naturaleza como fuente de inspiración, vamos a descubrir que el verde combina siempre con los colores de las flores. Si mantenemos este concepto lograremos en la combinación un aire totalmente natural.

Colores como el verde musgo o el verde oliva, suelen utilizarse en diseños de ambientes rústicos o rurales.

El verde también se asocia con la primavera por lo que dependiendo del tono pueden llegar a reflejar todo lo que esta estación del año genera.

En lugares donde se busca tranquilidad y concentración, como una biblioteca, el verde con el turquesa o azul fucionan muy bien.

Vida, armonía, paz e inocencia están estrechamente relacionados a este color tan predominante en la naturaleza. Utilizarlo de forma adecuada proyecta nuestros espacios hacia estas sensaciones.