Blog

El color amarillo

.A nivel de diseño y decoración en el hogar el amarillo históricamente se limitaba para determinados espacios, como podían ser la cocina. Actualmente se ha descubierto en este color una fuerza que irradia como el solo del amanecer, transmitiendo buenas energías en los lugares donde sea aplicado.

Recorriendo los diferentes tonos también podemos llegar a algunos que transmitan una total calidez a la casa. Está estrechamente vinculado al verano y por este motivo es más común de aplicar en zonas tropicales o costeras, casas de veraneo, etc.

La aplicación del color amarillo debe ser muy bien analizada ya que al ser un color deslumbrante se puede correr el riesgo de aplicarlo mal y generar un efecto totalmente opuesto al deseado.

Suele mezclarse con el blanco para generar cremas y una mayor calidez. El amarillo de por sí tampoco es cálido sino hasta tener un tono de rojo. El amarillo puro puede hasta resultar apático.

A lo largo de la historia se ha generado mucha mística en torno a este color tanto buena como mala. Pero la realidad nos dice que es uno de los colores con más carácter.

Aconsejamos siempre que se vaya a elegir el amarillo acompañarlo de un blanco ya sea en otras superficies o el mobiliario. Va bien combinado con algunos verdes, azules y el rosa intenso.

En las típicas habitaciones donde debemos luchar para quitarle su carácter frío y oscuro el amarillo será un gran aliado potenciando la luz natural y generando un ambiente más cálido.

También la elegancia puede ir de la mano con este color al combinarlo con elementos dorados o naranjas.

En la cocina podríamos llegar a diseñar un ambiente mediterráneo con este color.

Debemos tener en cuenta que al ser un color cálido los elementos que estén próximos a las superficies nos darán la sensación que estarán más cerca.

Otra buena combinación es la del amarillo pálido con el gris, azul o lavanda.

El amarillo intenso va estrechamente ligado a ambientes juveniles o para cuartos de niños. Siempre tendrá la tendencia de reflejar alegría.

Para concluir diremos que el amarillo es el color más luminoso del espectro cromático y por ende quien refleja más energía, luminosidad y calor.

En la naturaleza aparece el amarillos en variados matices, y estos pueden servirnos de inspiración para la elección correcta del color. Flores, hojas de otoño, el plumaje del Pica Palo entre otros, comunican diferentes sensaciones y estados de ánimo. Si bien son muchos los seres y objetos amarillos, desde los orígenes, nuestro máximo astro se ha apropiado de este color transformándolo en un poderoso símbolo. Quien utiliza este color evoca a nuestra mayor fuente de luz y calor, quien representa el poder máximo de la vida. El sol amanece cada vez que pintamos con este fabuloso color.